“Tendríamos menos problemas con el principio PEPA: primero las personas, después los papeles”

 

 

sueiroooEnrique Sueiro está convencido de que muchos problemas de identidad corporativa surgen porque nos olvidamos del principio Pepa (primero las personas, después los papeles). Cuando se da más importancia a la web corporativa que a la persona que la maneja “tenemos un problema”. Sueiro, doctor en Comunicación y director ejecutivo del Programa de Dirección en Comunicación Corporativa y Management del IE Business School, fue uno de los ponentes del IV Foro da Comunicación e Marketing que se celebró en Ourense el pasado 4 de noviembre.

“No intentes ser mejor orador que persona, porque el público se dará cuenta”. Quintiliano, s. I.

Sueiro recurre a Quintiliano para hablar de sus propios principios: primero, siempre, las personas; después, los papeles: el principio pe-pa. “Saber idiomas no sirve para nada si no tenemos nada que contar. Ocurre igual con las redes sociales o con el currículum vitae: primero las personas, después el currículum”, argumentó.

Este especialista sugiere además añadir tres verbos a nuestra práctica diaria de comunicación: escuchar, ser y trasmitir.

Escuchar, porque “comunicar empieza por escuchar, pero para comprender y no para responder” porque “tenemos una mente abierta como para poder cambiar de opinión”. El sustantivo asociado al verbo escuchar es humildad, que viene de humus, de los hombres que tienen los pies en la tierra. Escuchar es la capacidad de gestionar percepciones. Cuando uno escucha bien, luego habla mejor.

Ser. El sustantivo adjunto al verbo ser es verdad. Solo la verdad comunica. “Mentir prostituye la comunicación: no es comunicación y además te van a pillar”. El concepto de verdad soportable significa decir la verdad y hacerlo con tal delicadeza que no aumentes el dolor de la persona. Esa verdad no se improvisa, hay que formarse continuamente en la sensibilidad para seguir formándonos.

Transmitir. El sustantivo adjunto es coherencia, algo elemental aunque “no es lo que más brilla en nuestra sociedad”. Los mensajes más impactantes son los que llevan una vida adjunta. “Impacta más ser ejemplar y honrado que poner ejemplos y hablar de honradez”. Olvidemos la retórica, esta siempre “debe seguir a la fáctica, a los hechos” pues “la clave no está en lo que digo sino en lo que hago”.

[Gracias, Enrique, por tu amistad y por poner siempre primero a las personas. Me pongo a leer tu libro.]

comunicar o no ser.jpg

 

 

 

 

 

¿QUÉ TE HA PARECIDO ESTA ENTRADA? ¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s