Prevenir, gestionar y aprovechar la oportunidad de una crisis.

Cómo afrontar una crisis de COMUNICACIÓN

Esta infografía es un resumen de mi participación en el Laboratorio Electoral que el Instituto Internacional de Marketing y Comunicación organizó en el balneario de Laias, Ourense.

laias yo.JPG
Aunque el fotógrafo me cogió en un momento muy serio, os puedo asegurar que la sesión ha sido muy entretenida. Gracias a Eladio Jardón y a todo su equipo por haberme invitado.

 

Puntúa esta entrada:

Pierde de una vez el miedo escénico, con la ayuda de 6 refranes o frases populares.

“Quien tiene boca se equivoca (popular)”. Todos nos equivocamos, pero hay que ‘equivocarse bien’. El público disculpa casi siempre al ponente que corrige su error haciendo uso del sentido común y del sentido del humor. El error es tuyo, no responsabilices a nadie de tu equipo (si se corta el micrófono, no hables de “fallo técnico”, ni mucho menos de “un fallo del técnico”) pues tu audiencia no te lo perdonará.

“El hábito hace al monje (popular)”. Aquí sí se cumple el refrán. Hablamos del hábito -y no de la vestimenta-, de hacer normal aquello que ahora nos da miedo. La superación del miedo escénico requiere práctica y continuidad. Hay que aprovechar cualquier oportunidad para hablar en público. Entre los grandes oradores hay grandes tímidos que, a base de constancia y esfuerzo, superan su timidez.

“Un hombre sin pasiones está tan cerca de la estupidez que solo le falta abrir la boca para caer en ella (Séneca, 2AC-65). O te apasiona tu tema de presentación o se notará tu desinterés. Mejor si es un ‘entusiasmo voluntario’. Si tienes que exponer algo que no te interesa, búscale el interés, vincúlalo de alguna manera a algo que te apasione. Jeff Bezos, fundador de Amazon, asegura que uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado y que “uno no elige sus pasiones” sino que “las pasiones lo eligen a uno”.

miedo.png

“Si puedes controlar la información, puedes controlar a la gente” (Tom Clancy, novelista). Si te has documentado casi hasta la saturación –ese punto a partir del cual ya no encuentras novedad alguna en tus investigaciones– tendrás más información de la que necesitas. Finalmente, no sacarás a la luz mucha de esa información, pero transmitirás seguridad porque sabes de qué estás hablando. Hay que documentarse bien, con datos, argumentos y anécdotas… pero sin contar todo lo que sabes. Deja algo para responder a las preguntas que te harán. No está de más que elabores un argumentario con las respuestas a esas posibles preguntas del tribunal de tus trabajos de fin de grado o máster (TFG o TFM) por ejemplo.

“Hay que poner plazos largos a las dificultades” (Augusto Roa Bastos, novelista). Tu exposición, por muy importante que sea, forma parte de un todo. Es una pequeña parte de tu proyecto personal o profesional de vida. Ni una buena presentación te garantiza el éxito ni una mala supondrá el fracaso de por vida. Pero hay que tener un “todo”, eso es importante: un proyecto a largo plazo en el que insertes esa tarea que te obliga a hacer un esfuerzo. De la misma manera, divide tu texto en tramos para tener clara la idea –el mensaje– de cada tramo. Una mala exposición de uno de los párrafos no supondrá el fracaso en el tramo siguiente.

Los males previstos resultan menores”. (Séneca). La importancia de prever con pesimismo y visualizar con optimismo.

Es muy probable que, si algo puede fallar, falle. Por eso, toma precauciones. Si no conoces el espacio donde vas a hablar, procura conocerlo. Interésate por la megafonía, si el micrófono es de mano, de pie o de diadema, si vas a hablar de pie o sentado, si es un acto formal o informal, si tendrás un atril para dejar los papeles… Y haz lo mismo con el público. ¿Qué tipo de público va a escucharte?  Tampoco está de más que charles con los primeros que hayan llegado: te tranquilizará comprobar que se interesan por lo que les vas a contar. El entrenador de Michael Phelps, Bob Bowman, reveló que “visualizar los retos a diario” es una técnica utilizada en el entrenamiento. Los deportistas de élite suelen recurrir a la visualización positiva. Se ven a ellos mismos alcanzando el éxito en esa prueba. Haz lo mismo. Piensa en la sensación grata que te producirá superar el reto.

ourense
La Fundación Salcines organizó el curso de Oratoria y Media Training. Alumnos de todas las universidades de Galicia han podido asistir a estas clases, que he tenido la suerte de haber impartido junto con un gran profesional de la comunicación, Iván Olmos. En la foto, parte de los asistentes a la sesión celebrada en la facultad de Derecho de Ourense.

Puntúa esta entrada:

Cómo entrenar la voz para comunicar

Marta Pinillos acumula 20 años de experiencia en el estudio y la observación de las voces del mundo. Diplomada en Logopedia por la Universidad Complutense de Madrid, máster en Logopedia por la Universidad de Vic y máster en Comunicación Verbal por la Universidad de Ann Arbon Michigan, Estados Unidos, Pinillos es la responsable del extraordinario crecimiento profesional experimentado por miles de profesionales gracias al uso correcto de la voz. 

Por eso es un lujo poder incluir en mi blog esta infografía de su autoría. Un gráfico que nos introduce en el mundo de la oratoria estratégica:

CUIDA TU VOZ.png

Si estás en Madrid o puedes acercarte, te recomiendo que pienses en la posibilidad de apuntarte a este curso. Tienes más información en el blog de Marta Pinillos [www.martapinillos.com]

CURSO MARTA

Puntúa esta entrada:

Comunicación entre las empresas y los periodistas. 7 palabras que deben estar presentes.

¿Cómo deben ser las relaciones entre las empresas y los periodistas?  La periodista Sofía Vázquez nos regala esta reflexión, que es un resumen de su intervención en mis clases de comunicación de EF Business School. ¡Gracias Sofía!

sofia.jpg
Sofía Vázquez, jefa de Economía de La Voz de Galicia, charla con los alumnos de EF Business School, la escuela de negocios de Galicia.

Un punto de vista informativo- (1)

 

Puntúa esta entrada:

Cómo atender a un periodista. Por Mónica Martínez.

 

EF MEDIA TRAINING MÓNICA.jpg

La periodista Mónica Martínez comenzó su intervención en mis clases de Comunicación con una frase inspiradora: ¡Debemos ser los guionistas de nuestras vidas! Y roto el hielo, se dirigió a los alumnos de EF Business School de la siguiente manera: 

«Ante los medios de comunicación, ante un cliente o ante vuestro equipo de trabajo, sois los portavoces de vuestras ideas. Quedaos con un detalle clave: persuadir, debéis llegar a ser los más persuasivos en vuestras comunicaciones.

Para ello es importante el dominio de la oratoria. La oratoria guarda una relación directa con la persuasión. Para Platón oratoria significa ´ganarse la voluntad humana a través de la palabra’. Para Aristóteles, la oratoria consistía en ‘la capacidad de, llegado el caso, elegir según las circunstancias el método más adecuado con el fin de convencer al contrario’. Hoy se habla de oratoria como el arte de convencer, de persuadir, de INFLUIR en el otro a través de la exposición de sus ideas y la defensa de sus argumentos’.

Para el buen orador siempre se han tenido en cuenta una serie de requisitos:

  • Habla de temas que conoce.
  • Considera previamente los posibles argumentos en su contra y las preguntas que pueden surgir.
  • Domina la materia.
  • Conoce al público al que se dirige.
  • Traza la hoja de ruta de su actuación.
  • Estructura su discurso de forma adecuada para conseguir atraer la atención.

Un comunicador eficaz busca proyectar una imagen positiva. Y con imagen no me refiero solo a corbatas o trajes. Es importante, pero no lo es todo. Por definición, la imagen es la percepción que los demás tienen de nosotros. En comunicación, la imagen es la sensación que la persona despierta en los demás. Y el impacto que damos a las personas en el momento en que nos ve son los primeros 15 segundos.

La imagen es la percepción que yo despierto en los demás, pero ojo, está:

La imagen percibida, es la imagen pública, como me perciben los demás.

La imagen deseada, la manera en la que yo quiero que me vean los demás (lo ideal es que la imagen deseada sea la imagen percibida y para ello debemos pararnos a pensar, qué queremos ser y cómo queremos que nos vean). La vida no es como es, la vida es bajo los ojos que la vemos. Yo quiero saber cómo me perciben y después pensar en cómo quiero que me vean.

La imagen institucional: nuestra compañía tiene una batería de mensajes que yo tengo que saber transmitir. En ese caso, nosotros no somos lo que somos, sino lo que representamos, pero no podemos olvidar ¡que somos lo que somos!

Y aquí, en el tema de la imagen, entran en juego los dos elementos que forman los rasgos de un comunicador: la comunicación verbal (el mensaje que quiere dar, su forma y contenido) y la comunicación no verbal (gestualidad, indumentaria, formas de presentarse, protocolo) y algo muy importante, lo que es perceptible por los sentidos, que son nuestra fuente de información. No es lo mismo he logrado el éxito, que he tocado el éxito. No es lo mismo me he tomado un whisky, que he paladeado un whisky…

moni
Mónica Martínez y el operador de cámara Ricardo Pérez pusieron en práctica sus indicaciones con una sesión de media training para los alumnos de EF Business School.

Si usamos verbos sensitivos nuestra capacidad de llegar será más grande, el mensaje entra mucho mejor. Hay que contar, no decir. La suma de estos dos vectores provoca que la sensación en nuestros interlocutores sea positiva o negativa. El cuidado de estos detalles es esencial para crear un buen sabor de boca.

COMUNICACIÓN VERBAL

El objetivo de hablar, ante un periodista más si cabe, es ser comprensible. Parece una obviedad, pero cuántas veces los titulares acaban siendo motivo de enfado del protagonista. Hay que lograr pues que tu interlocutor siga tus razonamientos y los comprenda.

Y el componente esencial de la comunicación es el de persuadir. Persuadir es convencer, influir, inducir a alguien con tus razones y argumentos a creer en algo. Los argumentos son la parte esencial de la persuasión. Nadie puede persuadir si no argumenta. Por el contrario, hay personas que pueden argumentar, pero no persuadir. Y esos argumentos son las ideas fuerza, nuestros mensajes clave…el titular. Una frase sencilla, una oración simple. El titular que queremos que aparezca en la prensa al día siguiente.

Fundamental pues, preparar dos o tres mensajes clave del tema que nos ocupe, dos o tres mensajes que repitamos y repitamos. Cada uno de esos mensajes debe ir acompañado de lineas argumentales que los avalen: datos, informes, experiencias. Así conseguiremos persuadir.

Además del objetivo de persuadir, tenemos que tener claro qué tenemos que contar y para ello debemos de tener en cuenta:

  • Qué es lo que la gente sabe. Hace que me cree un contexto para ejecutar mi mensaje.
  • Qué es lo que necesita saber. Son los argumentos asociados al mensaje.
  • Qué es lo que quiere saber (necesito saber lo que afecta a mi entorno, por ejemplo cómo está el euríbor para ver cómo afecta a mi economía).
  • Qué es lo que no necesita saber, no forma parte de mi tema.
  • Qué  es lo que yo no puedo hablar…Lo que si dices, te van a dar palos por todas partes.

Hacerse estas preguntas os ayudará a centrar los contenidos y los mensajes.

PÚBLICO.

Atención a nuestro público, hay dos tipos:

El público primario, el periodista, el transmisor de nuestros mensajes a la opinión pública, a nuestros mercados…y lo que a un periodista le interesa, lo que para él es noticia es lo que le interesa a los lectores de su medio o al grueso de la ciudadanía.

El público final, la opinión pública, a la que en el fondo nos dirigimos, que es el que recibe lo que el periodista le cuenta.

Los periodistas buscan titulares y hay dos tipos, los declarativos los que están entre comillas, y los interpretativos. Y ahí está el riesgo de que el mensaje se distorsione. A la prensa hay que tenerle respeto, no miedo.

Es por ello que hay 5 principios básicos de comunicación:

  • Si no digo lo que soy y lo que hago, otros van a decir lo que no hago y lo que no soy. Tenéis que ser pro activos. 
  • Si yo digo algo al público y el público no se entera, la culpa es mía.
  • Lo importante no es lo que uno dice, sino lo que el otro entiende.
  • Nosotros no somos lo que somos, sino lo que representamos para la gente.
  • La no comunicación es imposible, por el solo hecho de respirar ya estamos comunicando.

A la hora de enfrentarnos con nuestro público (a través del periodista) hay una serie de variables que debemos tener en cuenta:

EMPATÍA

La capacidad para saber cómo se sienten los demás, es la parte más emocional del mensaje. La emoción es una magnífica herramienta de manipulación. Cuando no tenemos razones, tenemos emociones. Un mensaje tiene pegada no por lo que dice, sino por lo que te hace sentir. La emoción y los principios son herramientas de manipulación. Los principios te protegen cuando no tienes argumentos. «Hice esto porque pensé que era lo mejor por lealtad». En esto estamos todos de acuerdo: lealtad, honestidad, bien común, solidaridad… Esto puede substituir la ausencia de contenido.

INDIVIDUALIZACIÓN

Tratad siempre de individualizar a la audiencia, de segmentar, de tener la mayor cantidad de información posible sobre el perfil de personas a las que vamos a llegar…Hay que tener muy claro el programa o medio para el que vamos a hablar, el periodista que nos entreviste o la hora en la que vamos a intervenir. Todo esto condicionará el perfil de personas a las que va a llegar nuestro mensaje. Y esto  guarda relación directa con el contenido de lo que cuento: convicción, seguridad y pegada para decir en un minuto lo que soy, lo que hago, lo que quiero y lo que sueño. Es la parte más racional del mensaje, el dato frío, la información.

FEEDBACK.

La reacción que produce en alguien lo que yo digo. Positivo-negativo, verbal y no verbal. El feedback nos tiene que ayudar a seguir, parar o cambiar. En este apartado no hay que olvidar que la imagen que nosotros tenemos de nosotros mismos no tiene que coincidir con la imagen que otras personas tienen de nosotros.

Estos son los ejes que tenemos que trabajar a la hora de elaborar un mensaje.

  • La expectativa. La idea preconcebida de algo antes de que ocurra. Por nuestras experiencias vitales somos capaces de asociar determinadas situaciones con vivencias anteriores ‘adivinando’ qué ocurrirá después. Un buen comunicador debe romper y crear expectativa, debe llamar la atención y generar interés.
  • Para ello es fundamental estructurar y planificar nuestro discurso: entrada (fundamental, es la parte esencial, donde debe quedar claro ya nuestro mensae), desarrollo, cierre y preguntas. Como esta parte es más para intervenciones largas, lo resumo diciendo que la mejor estructura es la repetición: explicar al periodista lo que voy a contar, contárselo al detalle y a modo de resumen decirle lo que le he contado.

REGLAS DE UN BUEN COMUNICADOR

  • Frases cortas para los mensajes clave, no más de un minuto…Lo ideal es que el mensaje se pueda decir en 20”.
  • Palabras sencillas.
  • Coherencia. Decir los mismos mensajes de principio a fin.
  • Credibilidad. La da el argumento, esto es así y hay que decir por qué.
  • Novedad.
  • Sonido. Medir la velocidad, el timbre de la voz, administrar silencios (un silencio no debe durar más de lo tardas en pronunciar la palabra silencio).
  • Ambición. El toque aspiracional, de ilusión, que pretende llegar a influir en la gente.

Tenéis que cautivar para poder influir…La influencia es la capacidad que tiene una persona para motivar a alguien para que piense algo en concreto sin ser en forma de amenaza. Es demostrar a la gente que tú tienes razón, no solo hay que saber cantar, hay que saber la canción. ¡Para eso hay que hablar de lo que uno sabe!

Y para finalizar, ten en cuenta que NADA de lo que digas tendrá carácter confidencial. NUNCA. Si no quieres que te citen diciendo determinadas cosas, no las digas.

Puntúa esta entrada:

La importancia de la comunicación y del experto en Relaciones Públicas en la empresa. Por Pati Blanco.

pati-primer-plano

Pati Blanco, director de comunicación y relaciones públicas en El Corte Inglés en Galicia, cree que a estas alturas del desarrollo de la actividad y de la gestión empresarial e institucional, nadie cuestiona la importancia de la comunicación en la planificación estratégica de las organizaciones. De ser «un mal necesario para defenderse”, la comunicación se ha convertido en un «factor clave de competitividad» que «determina la balanza hacia la consecución de objetivos, hacia el éxito, es decir,  el principal elemento de competitividad y el mejor instrumento para adaptarse a los cambios» que se producen en los diferentes ámbitos de la sociedad. 

Esta es la ponencia de Pati Blanco en la clase de Comunicación de EF Business School:

          «Realmente cuando Luis Fraga me propuso participar en este foro y ante un público tan selectivo, bajo la premisa de hablar de la importancia de la Comunicación y de las Relaciones Públicas, he querido abstraerme de caer en la tentación de los tecnicismos, también ayudado por el límite de tiempo de la exposición, porque el tema tiene tanta densidad que es muy difícil ubicarlo entre fronteras.

            Yo quiero enfocarlo desde el punto de vista conceptual, para profundizar en sus raíces, para que así se entiendan mejor sus vertientes y dimensiones y me podáis acompañar de una manera más cómoda en el seguimiento del relato para desembocar juntos en el mar de las conclusiones.

¿Todo es comunicación?

La comunicación preside nuestro universo relacional como seres humanos y es nuestra mejor compañera frente a la soledad. ¿Es una herramienta para nuestra supervivencia, para nuestro equilibrio? Yo creo que sí porque nos acompaña desde que nacemos hasta que morimos. Eso es obvio, pero partiendo de la obviedad debemos reconocer que hasta hace muy pocos años, y yo puedo testimoniarlo desde mi experiencia profesional en Galicia, no se consideraba en las estructuras organizativas ni se tenía en cuenta como factor clave en la consecución de los fines de las empresas o instituciones. Funcionaba más con carácter consultivo, de manera esporádica, para afrontar situaciones de crisis o para cubrir la necesidad de lanzamiento y presentación de productos, pero sin tener cabida en los Planes Estratégicos.

Las empresas se apoyaban en las Agencias de Publicidad convencionales, con sus creativos y ejecutivos de cuentas, y recurrían al comunicador, al periodista básicamente para redactar textos para publicaciones comerciales, para emitir alguna nota informativa o para organizar algún acto de presentación o evento con clientes.

Pero no podemos olvidar que el ejercicio de la comunicación es una acción de retroalimentación, a medida que te asomas a la sociedad comunicando, esta te la devuelve demandando más información y conocimiento sobre lo que tu habías despertado su interés. Y una vez que inicias el ciclo ya estás pillado. Y aquí encontramos otro de los elementos clave “la comunicación es cosa de dos”, uno será la empresa, institución, organización, etc. y el otro los diferentes tipos de públicos con los que interesa relacionarse.

Como ejemplo, os pongo el de una anécdota que me paso al poco tiempo de mi llegada a El Corte Inglés y en un momento de encrucijada de su política de comunicación, pasar de la opacidad a la transparencia. Cuando sólo atendíamos demandas informativas casi siempre echando balones fuera, y en una campaña de Navidad, un director nuevo escuchó en una emisora de radio cómo entrevistaban al responsable de un Area Comercial de La Coruña, descolgó el teléfono y se llegó a ofrecer para que lo entrevistaran a él como diciendo que si nadie quería él se ofrecía. Me empecé a mover con los diferentes medios y al día siguiente tuve que parar la invasión de demanda informativa que recibió, ya que los medios habían interpretado como una oportunidad el que un perfil de directivo del Corte se pusiese a tiro, es decir, a su disposición.

pati plano medio.jpg
Pati Blanco, en un momento de su charla a los alumnos de EF Business School.

De instrumento a Política de Comunicación.

Esta anécdota me sirve para, al mismo tiempo que hablo de evolución, introducir el elemento de la Política de Comunicación, es decir, el camino elegido por la empresa para acompañar sus planes estratégicos hacia la consecución de sus objetivos.

La propia evolución de la sociedad, la irrupción de las nuevas tecnologías, el desarrollo e implantación de los medios de comunicación, el crecimiento de lo audiovisual, internet, etc., transformó en poco tiempo el escenario y la fuerte demanda obligó a las empresas a dotarse en su estructura  de profesionales que pudiesen no sólo gestionar la información de la empresa, sino hacer de ella un factor de competitividad decisivo, tanto para la mejora de su imagen corporativa, como para la conquista de nuevos clientes y mercados, hasta jugar un papel clave dentro del concepto de marketing integral de la empresa. Es decir, “comunicar bien, para vender mejor”.

El reto del profesional de la comunicación, es poder medir su gestión.

Esta precisamente es la gran faceta y el reto que se le presenta al profesional de la comunicación, que es precisamente el poder medir su gestión, el poder evaluar la rentabilidad de lo que en muchos casos se considera un gestión de intangibles, para demostrar su cuota de participación en la consecución de objetivos y su utilidad práctica.

Para ello debe diseñar y ejecutar un Plan de Comunicación que vaya en línea con los planes estratégicos de la empresa, definiendo el marco de su actuación y el plano de su evolución, con los hitos más destacados. Para ello también es necesario, y el cambio ha sido sustancial en los últimos años, ubicar al responsable de comunicación en el más alto nivel jerárquico de la organización, lo que hoy en día se considera como Dircom, y a cuyo colectivo corporativo pertenecemos tanto Luis como yo en Galicia.

Dircom

Hoy en día cualquier organización tiene la necesidad de comunicar su visión de si misma y sus objetivos y fines a accionistas, inversores, trabajadores y clientes en general, para lo que necesita utilizar todos los instrumentos de la comunicación de forma coordinada bajo la dirección de un profesional responsable de esa gestión.

En la actualidad las políticas de comunicación de las empresas están marcadas por la globalización de la información, el peso de la ética corporativa como la transparencia y buenas prácticas, la responsabilidad social, el desafío de las nuevas tecnologías que representan las redes sociales y la comunicación interna como puente estable en las relaciones y diálogo entre las empresas y sus profesionales.

Reivindico que la faceta de comunicar es una tarea de todos los profesionales que pertenecen a la organización.

Todos comunicamos

Así como planteamos la necesidad de la existencia del Director de Comunicación en cualquier organización, también reivindico que la faceta de comunicar es una tarea de todos los profesionales que pertenecen a la organización, y su manera de hacerlo va a contribuir de manera decisiva a la hora de construir la identidad corporativa de la propia empresa y por ende la percepción social de tu imagen.

            Si no existe una conciencia colectiva interna de la empresa intramuros a la hora de proyectarse hacia el exterior van a salir a relucir con más seguridad sus debilidades que sus fortalezas. Tenemos que pensar que un trabajador es un potencial portavoz de la empresa en función de los diferentes ámbitos de su responsabilidad y de su dimensión social.

Por vuestro perfil, la mayoría de vosotros ocupareis puestos directivos en el mundo empresarial, y las empresas esperaran de vosotros que a un mismo nivel de conocimiento podáis sumarle el manejo de diferentes habilidades que van a determinar el valor de vuestra cualificación profesional:

La capacidad de iniciativa y el espíritu de superación, el liderazgo, la toma de decisiones, el trabajo en equipo, la creatividad, la excelencia técnica, la ética, os van a ayudar para luchar contra otros problemas como, la incertidumbre de los mercados, la globalización, los cambios en los hábitos de consumo o en las formas de distribución, etc.

Pero además de todo ello, el directivo de hoy en día debe Saber Comunicar y entender la comunicación en su concepto integral para ir de la mano del marketing y así garantizar la motivación y seducción del cliente o del consumidor.

Si hablamos de Comunicación Integral una pieza clave que supone un pilar de ese concepto, lo representa las Relaciones Públicas que no dejan de ser acciones de comunicación dirigidas a establecer y mantener relaciones de confianza, que esa es la palabra clave, con los públicos o instituciones con los que la empresa tenga vínculos o le interese tenerlos.

Por eso en este ámbito siempre es estratégicamente clave definir los públicos con los que la empresa debe relacionarse para la consecución de sus objetivos, bien sea por una necesidad de reforzar su imagen corporativa, bien sea por conquistar un nuevo espacio social o comercial, por realizar un proyecto de expansión, por captar nuevos proveedores, para solucionar problemas de equipamientos o infraestructuras, conseguir permisos o licencias, participar en organismos o corporaciones, etc.

pati largo.jpg
La asignatura de comunicación se imparte por segundo año en  el master MBA Executive de EF Business School y se estrena en el master de Banking and Finance. Antes de seguir leyendo la ponencia de Pati Blanco, puedes ver un vídeo que te da más información sobre este último master.

Relaciones Públicas

Pero obedeciendo al espíritu de la exposición debemos situarnos en la génesis del concepto, entre la teoría y su valor semántico, porque a lo largo del tiempo el concepto de Relaciones Públicas se ha distorsionado y conviene centrarlo.

            Al igual que hablábamos de la comunicación como un todo, o Todo es Comunicación o Todos somos comunicadores, en el ámbito de las relaciones públicas parece que ocurre lo mismo, y no se necesita una cualificación, ya que quién más o quién menos ha tenido que ejercer de tal para conseguir o conquistar un beneficio o un privilegio, y la mayoría de las veces a través de la explotación de sus cualidades o de sus atributos personales, como moneda de cambio.

            Pero para mí, las relaciones públicas casi tienen un aspecto consustancial al ser humano, como una capacitación innata, o una vertiente de su carácter que lo hace especial a la hora de relacionarse con los demás, y que por consiguiente le genera nuevas ventajas.

            Se dice que de alguna manera quien más o quien menos lleva el gen de relaciones públicas dentro y en cualquier situación de lo más inesperado las circunstancias te obligan a ponerlo en valor. En definitiva lo veo como una cualidad personal pero que eso no lo entendáis como excluyente, sino todo lo contrario, hay quien tiene esa virtud o capacidad para relacionarse mejor con los demás por su carácter y otros que aprenden a hacerlo, y con una estrategia para conseguir unos fines que hacen su labor más rentable y eficaz al servicio de una empresa.

            Desde el punto de vista profesional el Relaciones Públicas juega un papel decisivo a la hora de contribuir con su labor a desarrollar y potenciar la imagen de marca de la empresa, con una estrategia a largo plazo, a base de sembrar sin pedir contrapartidas a cambio, y una estrategia preventiva que blinde las situaciones o gestión de públicos que puedan suponer un riesgo para el devenir de la empresa.

           El Relaciones Públicas es ese puente permanente que tiene que tener cada empresa con todo tipo de públicos, y con la sociedad en general para unir las orillas de sus respectivos intereses. Es el último eslabón para la conquista de objetivos a través del diálogo y el primero a la hora de afrontar, cogiendo el toro por los cuernos, situaciones de crisis. Rompe fronteras y abre cauces para el desborde de los ríos, y construye canales para encauzar los procesos de las soluciones.

            Hoy en día su existencia no se cuestiona, sino todo lo contrario, lo que ocurre es que está integrado en el perfil del responsable de comunicación y dentro de ese departamento y que en muchos casos, cuando la definición de objetivos o de públicos está claro, se denomina Relaciones Institucionales.

La labor del Relaciones Públicas debe desarrollarse en el terreno presencial del cara a cara, lo que no consigue Internet.

            Desde un punto de vista práctico, mi opinión es que la labor de Relaciones Públicas es inherente a todos los trabajadores que representan a la empresa, aunque se debe manejar en el terreno del equilibrio, la valentía y la confianza, como sus principales cualidades, se debe desarrollar en el terreno presencial del cara a cara (lo que no consigue internet), porque se favorece de lo emocional a la hora de romper cualquier barrera, ya que representa el lado sentimental de cualquier organización o empresa.

            Y por último a cualquier profesional del sector que sea (eso lo he aplicado en mi labor de mentoring en el proyecto como mentor en la Universidad de Santiago), le recomiendo que empiece a generar su cartera de relaciones y contactos desde el minuto uno del comienzo de su actividad profesional, porque eso representará su factor diferencial, ante un mismo nivel de conocimiento, y un activo de competitividad decisivo a la hora de conquistar una nueva meta profesional.

Puntúa esta entrada:

El debate académico, el gran olvidado de la enseñanza… hasta ahora.

Algo se mueve, afortunadamente, en el mundo del debate académico. Escuelas de negocios como EF Business School lo incluyen ya en sus planes de estudios, como una actividad académica destacada. «Mediante la discusión y un método sistematizado de debate, los alumnos obtienen fuertes competencias de investigación, de trabajo en equipo y comunicación eficaz», dice la web de esta escuela de finanzas ubicada en Oleiros (A Coruña). 

ef-blog-1
El tema de discusión en esta Liga de Debate era las consecuencias económicas de la independencia en Cataluña. Con un sorteo se decide qué equipo se posiciona a favor en contra.
EF BLOG 2.jpeg
Participar en una Liga de Debate no sólo proporciona al alumno formación en comunicación eficaz; además, el estudiante adquiere conocimientos sobre el tema que se debate, pues se ve obligado a realizar una intensa tarea de investigación previa.
ef-blog-4
La de juez es una figura fundamental en todo debate. En esta sesión he tenido el privilegio de ejercer de juez junto con Iván Olmos, subcampeón nacional y semifinalista mundial de debate, y Belén Xestal, comunicadora y periodista.
ef-blog-3
Después del debate, los jueces dan el feedback a los alumnos. Se evalúa la forma y el fondo de las intervenciones de cada equipo, desde la solidez de sus argumentos y fuentes hasta su comunicación no verbal, por ejemplo.

 

¿Quieres mejorar tu oratoria y capacidad de comunicar eficazmente?

¿Te apuntas al curso de Oratoria y Media Training?

Infórmate en este enlace ¡Te esperamos!

ef-foto-con-ivan

 

Puntúa esta entrada:

«Tendríamos menos problemas con el principio PEPA: primero las personas, después los papeles»

 

 

sueiroooEnrique Sueiro está convencido de que muchos problemas de identidad corporativa surgen porque nos olvidamos del principio Pepa (primero las personas, después los papeles). Cuando se da más importancia a la web corporativa que a la persona que la maneja “tenemos un problema”. Sueiro, doctor en Comunicación y director ejecutivo del Programa de Dirección en Comunicación Corporativa y Management del IE Business School, fue uno de los ponentes del IV Foro da Comunicación e Marketing que se celebró en Ourense el pasado 4 de noviembre.

«No intentes ser mejor orador que persona, porque el público se dará cuenta». Quintiliano, s. I.

Sueiro recurre a Quintiliano para hablar de sus propios principios: primero, siempre, las personas; después, los papeles: el principio pe-pa. «Saber idiomas no sirve para nada si no tenemos nada que contar. Ocurre igual con las redes sociales o con el currículum vitae: primero las personas, después el currículum», argumentó.

Este especialista sugiere además añadir tres verbos a nuestra práctica diaria de comunicación: escuchar, ser y trasmitir.

Escuchar, porque «comunicar empieza por escuchar, pero para comprender y no para responder» porque «tenemos una mente abierta como para poder cambiar de opinión». El sustantivo asociado al verbo escuchar es humildad, que viene de humus, de los hombres que tienen los pies en la tierra. Escuchar es la capacidad de gestionar percepciones. Cuando uno escucha bien, luego habla mejor.

Ser. El sustantivo adjunto al verbo ser es verdad. Solo la verdad comunica. «Mentir prostituye la comunicación: no es comunicación y además te van a pillar». El concepto de verdad soportable significa decir la verdad y hacerlo con tal delicadeza que no aumentes el dolor de la persona. Esa verdad no se improvisa, hay que formarse continuamente en la sensibilidad para seguir formándonos.

Transmitir. El sustantivo adjunto es coherencia, algo elemental aunque “no es lo que más brilla en nuestra sociedad”. Los mensajes más impactantes son los que llevan una vida adjunta. «Impacta más ser ejemplar y honrado que poner ejemplos y hablar de honradez». Olvidemos la retórica, esta siempre «debe seguir a la fáctica, a los hechos» pues «la clave no está en lo que digo sino en lo que hago».

[Gracias, Enrique, por tu amistad y por poner siempre primero a las personas. Me pongo a leer tu libro.]

comunicar o no ser.jpg

 

 

 

 

 

Puntúa esta entrada:

Dircoms y periodistas, ¿podemos llevarnos bien?

OURENSE PREMIADOS.jpeg
Ganadores y finalistas de los Primeros Premios da Comunicación e Marketing de Galicia.

“Periodistas y dircoms, ¿podemos llevarnos bien?” fue el título de mi ponencia dentro del IV Foro de la Comunicación y Marketing de Galicia, que se celebró el pasado 4 de noviembre en Ourense.  Como subtítulo elegí la famosa novela de Michael Ende “Una historia interminable…”, pues creo que la tensión existente entre los dos colectivos citados, dircoms y periodistas, viene de tiempos remotos… y parece que no tiene fin, que es interminable. Esta entrada es un resume de esa intervención:

«Sé que algunos de vosotros sois periodistas y otros directivos de comunicación. Probablemente estáis ahora juntos en vuestros asientos. Tan amigos. Porque fuera de vuestros despachos sois conocidos, amigos que van a tomarse juntos unas cañas. ¡Incluso hay parejas formadas por un dircom y un periodista! Pero dentro de los despachos…. ¡ay, dentro de los despachos!

Por seguir con el símil cinematográfico, creo que dircoms y periodistas nos hemos relacionado, en el ejercicio de nuestra profesión, como Michael Douglas y Kathleen Turner en La Guerra de los Rose.

la-guerra-de-los-rose

Compartís lecho –entiéndase que el lecho es el ámbito de la comunicación–, pero cada uno de vosotros está a su bola. O no os miráis o lo hacéis con desconfianza. Os lanzáis reproches sutiles que, cuando se agravan o se repiten, desencadenan un serio encontronazo, incluso la ruptura de vuestra relación. ¿De dónde vienen los problemas? ¿Por qué es tan complicado que periodistas y comunicadores nos llevemos bien?

En el caso de los directivos de comunicación, ¿acaso muchos de ellos no proceden de una redacción? En ese supuesto, ¿no deberían conocer mejor que nadie las necesidades y limitaciones del periodista? Este tiene el derecho ¡y la obligación! de ir más allá de la información que le facilita el dircom. El directivo de comunicación no puede pretender ser la única fuente del periodista ni impedirle a este la posibilidad de contrastar, de mejorar, de completar, de –en definitiva– editar la información.

el-lado-oscuroY en el caso de los periodistas, ¿por qué cuando uno de ellos abandona una redacción y se va a un gabinete, lo acusan de marcharse a “El lado oscuro”? ¿Por qué la comunicación empresarial es el lado oscuro? ¿Por el compadreo con los poderosos? ¿No existe ese compadreo entre periodistas y el poder?

Si alguien en este momento valora por igual el periodismo y la comunicación corporativa y duda hacia qué lugar enfocar su futuro profesional, tiene a su disposición un dato irrefutable:

Según el estudio Estado de la Comunicación en España 2015, de Dircom, más del 59% de los dircoms ganan más de 50.000 euros brutos anuales. Sin embargo, los periodistas perdieron el mismo año 5.560 euros de sueldo, según la Asociación de la Prensa de Madrid.

hombre-ricoEn este punto me acuerdo de aquella serie de los años 80 con Peter Strauss y Nick Nolte: “Hombre rico, hombre pobre”.

Pues bien, ya que hemos citado a la APM. Recientemente, dircoms y periodistas se reunieron allí en un evento que llamaron “Creando puentes”. La convocatoria misma de esa jornada ya reconoce la existencia de un problema.

¿Qué dijeron los periodistas?

-Se quejaron sobre todo de que el dircom es una barrera, no un facilitador.

-Los periodistas reprochan también a los dircoms que niegan situaciones evidentes, sobre todo en situaciones de crisis, y que venden a agencias informaciones exclusivas de un medio para “reventarlas”.

-Los periodistas, finalmente, también se autocriticaron: reconocen que muchos de ellos practican lo de las “puertas giratorias”: sacrifican su independencia y van preparándose para ejercer ellos mismos como dircoms.

¿Y qué critican los dircoms de los periodistas?

-Principalmente, prácticas oscuras que rallan o que son abiertamente un chantaje: dijeron que hay medios que presionan para recibir aportaciones económicas a cambio de buen trato, medios que venden “paquetes de noticias” en los que se incluye el tratamiento informativo…

el-padrinoVictoria Prego, la presidenta de la APM, describió la situación con estas palabras: “La APM siempre amparará cualquier denuncia de presión excesiva, extorsión o chantaje que, no nos engañemos, se producen”.  Vamos, muy mal rollito. Ni que estuviéramos en la saga de «El Padrino». 

-Los dircoms están además preocupados por la situación de los medios.

Y creo que hay motivos para que lo estén. Hoy las redacciones son muy distintas a la del The Washington Post que aparecía en “Todos los hombres del presidentoos-los-hombreste”.

Es probable que Bob Woodward y Carl Bernstein se comunicarían con garganta profunda desde un medio no sostenible y por tanto más vulnerable. O ni siquiera estarían ya en la redacción, porque les habría afectado un ERE. Dicen los dircoms que las nuevas generaciones de periodistas, posiblemente peor formados y seguramente peor pagados, carecerían de referentes seniors. Y que la influencia del periódico habría mermado además por la competencia digital.

Hay pues una tensión evidente entre dircoms y periodistas. Un poco de tensión bien gestionada es llevadera y hasta beneficiosa y saludable. Hablar de chantajes, limitaciones para informar… son palabras mayores.

no me chilles.jpgVuelvo al título de esta ponencia: ¿podemos llevarnos bien? ¿Qué podemos hacer para entendernos, para que nuestra relación no parezca el guión de “No me chilles que no te veo?”

En las jornadas de la APM se dijo, como resumen, que era imprescindible la “ética en los dos lados”: confianza y credibilidad en las dos partes y solvencia de los medios para preservar así su independencia.

Nos necesitamos unos a otros. Los periodistas a las empresas, porque los ingresos por ventas son insuficientes. Las empresas a los medios porque solo con sus canales son incapaces de proteger su reputación.

Entremos en lo práctico, en el día a día: ¿Qué nos puede unir a unos y otros?

Creo que si hay una posibilidad de entendimiento está en el contenido de interés. El contenido útil o entretenido que proporciona una empresa para comunicarse con sus públicos a través de medios que no son suyos. Ese mismo contenido que al medio le interesa de verdad, que le proporciona lectores o espectadores, y por tanto influencia, y que contribuye por eso a su viabilidad como empresa.

En una entrada reciente de este blog  conté varios ejemplos de seducción a los medios. En el IV Foro da Comunicación e Marketing de Galicia me referí además a la campaña publicitaria de una empresa gallega de estaciones de servicio. La agencia logró que Javier Fesser dirigiese el spot de la compañía: una divertidísima adaptación «a la gallega» de Juego de Tronos.  Puedes ver el vídeo aquí.  ¿Cómo se va a negar un editor a incluir esta noticia en su medio? Sin llamadas, sin presiones. El spot es un hecho noticioso en sí mismo.

Los contenidos no lo solucionan todo, lo sé. Me temo que la relación entre dircoms y periodistas seguirá teniendo altibajos. Pero sugiero al menos que nos fijemos en algo que nos puede unir: generar contenidos de interés desde la empresa, contenidos que el periodista pueda después aprovechar para su medio.

Yo me detendría en eso más que en añadir una capa más de regulación a la actividad de unos y otros. En todo caso, autorregulación y un código ético.

ourense aplausos.jpegSi hoy Marisa Paredes preguntase, como lo hizo en La Flor de mi Secreto, si existe alguna posibilidad, por pequeña que sea, de salvar lo nuestro, le diría que sí, y que está en el contenido».

ourense publico.jpeg
El Clúster da Comunicación Gráfica de Galicia organizó el IV Foro da Comunicación e Marketing en el recinto de Expourense, en Ourense. El Foro incluyó la entrega de los primeros Premios Paraugas da Comunicación e Marketing de Galicia. En la foto, un momento del acto.
ourense marcal moliné.jpg
Marçal Moliné, fundador de la mítica agencia MMLB, recibe un Premio Honorífico a su trayectoria profesional de la mano de Amalia Baltar, presidenta de Dircom Galicia.
ourese-jose-luis-bonet
El presidente del Clúster de Comunicación Gráfica de Galicia, Xosé Luis Reza, entrega el otro Premio Honorífico de la noche al empresario José Luís Bonet.
ourense yo.jpeg
«Dircoms y periodistas, ¿podemos llevarnos bien?», la pregunta que me hice en el IV Foro da Comunicación e Marketing de Galicia.
ourense mar castro.jpg
Diseño, Creatividad, Artes Gráficas, Editorial, Comunicación y Marketing fueron las seis categorías premiadas. En la foto, Mar Castro premiada por Netetiquieta, un libro que analiza el protocolo en las redes sociales.
alfonso google.jpg
Uno de los participantes en el Foro fue Adolfo Fernández, responsable de desarrollo de negocio para España y Portugal de GoogleEn próximas entradas de este blog contaremos con más detalle lo que dieron de sí las ponencias de este Foro.
todos.jpg
El sector de la comunicación y el marketing de Galicia, unido por primera vez en unos premios que pretenden poner en valor y dar a conocer el talento gallego: El clúster, Dircom Galicia, Markea, DAG y Creatividade Galega, de la mano.

 

 

Puntúa esta entrada:

7 ofertas de empleo en comunicación para empezar el otoño

Te deseo suerte en tu búsqueda:

atrevia1. DIRECTOR DE ATREVIA EN SU DELEGACIÓN DE LA REPÚBLICA DOMINICANA. Atrevia busca «un perfil personal acreditado en una visión integral de la estrategia de comunicación».

MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA OFERTA DE ATREVIA

2. ATREVIA BUSCA ADEMÁS EDITOR Y POSTPRODUCTOR AUDIOVISUAL. 

MÁS INFORMACIÓN SOBRE ESTA OFERTA DE ATREVIA

3. FUNDACIÓN EDUCACIONAL SOBRE LA ARTROSIS BUSCA JEFE DE COMUNICACIÓN EN BARCELONA. La oferta se dirige a licenciados en Periodismo o Comunicación, con cuatro años de experiencia. Sueldo de hasta 36.000 euros.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA OFERTA DE EMPLEO DE ESTA FUNDACIÓN

4. EMPRESA GALLEGA BUSCA UN COMMUNITY MANAGER EN LUGO. Sueldo de 1.200 euros. Valoran background en periodismo y relaciones públicas.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA OFERTA DE COMMUNITY MANAGER EN LUGO

5. PRODUCTORA INTERNACIONAL BUSCA OPERADORES DE CÁMARA CON EQUIPO PROPIO. Valoran experiencia en cobertura de noticias y control del inglés.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE ESTA OFERTA PARA OPERADORES DE CÁMARA

bloomberg6. BLOOMBERG TELEVISIÓN BUSCA «SPEED DESK REPORTER» EN MADRID. Inglés y español, valorables otros idiomas. Conocimientos financieros.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA OFERTA DE EMPLEO DE BLOOMBERG

rioja7. DENOMINACIÓN DE ORIGEN LA RIOJA BUSCA RESPONSABLE COMUNICACIÓN Y RELACIONES CON LOS MEDIOS. Para incorporarse a su sede de Logroño.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE ESTA OFERTA DE EMPLEO EN LA RIOJA

 

Puntúa esta entrada:

5 consejos de Javier Cebreiros para perder el miedo escénico.

javiercebreirosmiedoescenico Javier Cebreiros tiene un sueño, según cuenta en su perfil de linkedin: «¡quiero cambiar el mundo! (mi mundo) y lo haré a través de la comunicación positiva, con un mensaje propio basado en creer en las personas y en sus posibilidades. Escribo, leo, comunico y disfruto poniendo en práctica esa idea en múltiples proyectos empresariales y sociales en los que participo. Me encantan las personas y por eso trabajo cada día para ser mejor profesor, porque me gusta tanto compartir ideas en cursos, encuentros, sesiones y conferencias; como escucharlas con atención, ¿tomamos un café?».

Ahora que ya sabes quién es Javier, te dejo con sus 5 consejos para perder el miedo escénico:

1. Olvida tu lenguaje corporal.

olvidatulenguajecorporalSon múltiples los cursos y libros que defienden el desarrollo del lenguaje corporal, el tono de voz o los gestos como elementos clave de nuestra comunicación. Sin embargo, mi apuesta es que lo verdaderamente determinante son nuestras emociones y lo que nosotros somos. Las personas comunicamos constantemente y no durante un tiempo de exposición concreto, sino durante veinticuatro horas cada día, con lo que lo más importante no es cómo lo hacemos, sino cómo somos. En resumen: para ser mejor comunicador hay que trabajar para ser mejor persona.

2. Más importante que ‘cómo’ hablas, es ‘para qué’ hablas.

Muchas veces las personas están mucho más pendientes de cómo hablan (manos, gestos, mirada… como comentábamos antes) que de lo verdaderamente importante: ¿para qué estás ahí? Incluso antes del discurso, de la forma y de muchos factores, la pregunta importante es si verdaderamente tiene sentido para ti esa conferencia. Esto lo digo porque las personas que hablan con sentido (véase los buenos profesores, Luther King…) era porque para ellos era francamente importante y significativo dar esa conferencia.

3. Somos las emociones que comunicamos.

Es mi frase más conocida. Está demostrado que las emociones no se pueden ocultar, se reconocen y se contagian. De este modo, si yo llego triste o feliz, tú lo reconocerás y te contagiarás de mi estado. Esto me ha llevado a resumir que al final, somos las emociones que comunicamos; algo que tiene dos lecturas. Por un lado, nos recuerda la importancia de nuestro estado en nuestras relaciones con los demás, ya que nuestras emociones afectan a los demás. Por otro lado, si esto es así, llega el ejercicio más difícil de practicar: trabajar cada día las emociones positivas.

4. Lo más importante de una presentación no eres tú, son los demás.

Creo que el ego es uno de los mayores enemigos de cualquier ponente y presentación. Soy un firma defensor de la humildad, dado que creo que en cualquier presentación lo verdaderamente importante es la audiencia, que es a la que hay que aportar valor. De ahí que lo interesante no está en pensar en uno mismo (ni cómo nos movemos, ni cómo nos está saliendo, ni qué proyección me da esta ponencia) sino pensar en los demás: ¿está siendo valioso para el que está ahí?

5. La autenticidad es la mejor de las diferencias.

Cuando uno piensa en los mejores profesores que ha tenido en su infancia, estoy prácticamente seguro que no era por cómo se movían, las palabras que usaban o su lenguaje corporal. Seguramente compartiesen dos características geniales: autenticidad y pasión. Eran ellos mismos, y eso es lo que les hacía ser diferentes; y por otro lado, amaban su materia, y sobre todo, dar clase. Les gustaba ver nuestro crecimiento, y eso se expresaba por cada poro de su piel.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE JAVIER CEBREIROS EN SU BLOG

[Gracias, querido Javier, por tu amistad y tu colaboración en este blog]

Puntúa esta entrada:

Cómo presentar tu empresa ante inversores y clientes (el caso Iroite).

belenxestal
Belén Xestal y Marcos Gallego presentan su proyecto empresarial: Iroite.

El esfuerzo que implica idear una empresa, darle forma, buscar recursos y, finalmente, formalizar la constitución de ese proyecto, puede venirse abajo si tu presentación ante posibles inversores o clientes no funciona. Por eso creo que conviene seguir una serie de pautas, unas normas sencillas para que nuestro público se vaya del acto con ganas de invertir en ti o de ser tu próximo cliente.  

Como ejemplo de lo que se debe hacer, recurro a la presentación de Iroite, una empresa de comunicación y eventos que Belén Xestal y Marcos Gallego acaban de crear para poner en valor los espacios costeros y la cultura marinera de Galicia. Estos fueron, creo, sus aciertos:

Empatía. Belén y Marcos lograron la empatía del público. No hay fórmula mágica, más bien hay tantas como personas, pero una sonrisa franca y mostrarnos ante los demás con naturalidad, con seguridad en nosotros mismos pero sin arrogancia, pueden ser de gran ayuda.

Brevedad. Fueron breves. Respetaron el tiempo marcado por la organización para cada exposición.

Mirada compartida. Dirigieron su mirada a todos los asistentes, implicándonos de esta forma a todos en su proyecto.

Contar, no leer. Trajeron escrita su intervención, como debe ser, pero la contaron, no se limitaron a leer.

Apoyo multimedia. Es una parte importantísima de toda exposición. Evitaron un error que se comete frecuentemente en este tipo de actos: dar demasiada información, saturar al público con datos que ni da tiempo a leer. Belén y Marcos, por el contrario, acertaron con la emisión de un vídeo que resume perfectamente cómo es su empresa:

belenxestalygrupo
La Fundación Paideaia y la Escuela de Organización Industrial impulsaron el nacimiento de industrias culturales y creativas. El acto de presentación tuvo lugar el pasado 2 de septiembre en el teatro Noela de Noia, en Galicia.

demoday.jpg Tienes más información sobre el DEMO DAY de la Fundación Paideia y la Escuela de Organización Industrial en este enlace:

MÁS INFORMACIÓN

 

Puntúa esta entrada:

Saber escuchar, el primer paso para comunicar.

«El ser humano tiene dos orejas y sólo una lengua para que pueda escuchar el doble de lo que habla». Epicteto de Frigia (55 – 135 d.C.).

saberescucharUn encuentro en un café con un viejo amigo, una charla profesional con un compañero de trabajo, una reunión de la comunidad de tu edificio… Estoy convencido, lector de este blog, que en estas situaciones has notado, al menos una vez, la falta de interés de tu interlocutor. Tu amigo, tu colega o el vecino han monopolizado la conversación. Te han contado su último romance, sus proyectos laborales o las necesidades del bloque que habitas y tú te has quedado con las ganas de hablar. Lo intentaste, pero cada vez con menos insistencia al darte cuenta de que la otra parte, simplemente, no te prestaba atención.

Mar Castro y Luis López García defienden la necesidad de saber escuchar en su libro «Técnicas para hablar en púbico». Cuentan que de los cuatro tipos de escucha (inactiva, selectiva, reflexiva y activa) las dos primeras son «estériles e improductivas», bien porque se escuchan las palabras pero no se presta atención al mensaje, bien porque se escucha únicamente aquello que interesa. Sin embargo, sí tienen valor las escuchas activa y reflexiva.

En la escucha activa «se observa la realidad del otro, manteniendo los puntos de vista propios». En la escucha reflexiva el oyente «ofrece unas respuestas al orador que demuestran que ha entendido y aceptado» lo que ha escuchado; es decir, el objetivo es «confirmar que lo que el orador dice y el espectador interpreta» son la misma cosa.

libromar

Todos deberíamos verbalizar la escucha, demostrar al hablante que le estamos prestando atención. ¿Cómo lo hacemos? Mar y Luis mencionan la técnica de escuchar realmente de Dale Carnegie: recurriremos a «comentarios breves, sencillas palabras, sonidos de comprensión o parafrasear alguna frase» para animar al orador a continuar con su presentación. Recuerdan además que en la misma línea, otro autor, Jim Dugger, recomienda: «presta atención a sus narraciones, aliéntale a hablar de sus experiencias, vivencias y sentimientos, demuéstrale que quieres escucharle, suprime todas las distracciones que puedas, sé paciente y empático, practica el sentido del humor, evita realizar críticas y argumenta de forma prudente».

[Gracias, querida Mar, por tu libro dedicado, por tu amistad y por tu capacidad para escuchar].

Puntúa esta entrada:

Nace en Galicia eduMOTIVAcon, un proyecto educativo novedoso.

Nace #EduMotivaCon_-

     Mi vocación como periodista surgió en la niñez y se confirmó en la adolescencia. Lo he contado muchas veces. De niño, cuando mis padres salían de casa, me ponía ante el espejo del salón y jugaba a presentar el Telediario; cogía un radiocasete y grababa programas de radio, o imprimía a mano mi propio periódico. Después, de adolescente aún, cursando el COU, comencé a trabajar (eran otros tiempos) en la radio. Como nunca he querido renunciar al trabajo que tenía en los medios, me licencié en Geografía e Historia mucho después, ya en la treintena, y corté la espina de no haber estudiado Periodismo en la cuarentena, con un máster de investigación en Comunicación.

Lo que quiero deciros es que siempre he tenido más o menos claro (con mis dudas y mis altibajos) cuál era mi objetivo y que, para cumplirlo, estaba obligado a creer en mí, a esforzarme, a ser crítico pero constructivo, a trabajar en equipo, a tomar decisiones, a valorar lo que se tiene y a trabajar por lo que se desea.

Para que mi vocación llegara a un punto de no retorno he tenido la suerte de dar con el profesor adecuado en el momento adecuado. El instituto Sofía Casanova de Ferrol impartía un «Bachillerato Experimental» que incluía la novedad de la asignatura optativa de Comunicación. Su profesor, el historiador Guillermo Llorca, me enseñó a leer un periódico con espíritu crítico.  Solo por eso me ha merecido la pena haber sido parte de aquel «experimento» de Bachillerato.

Ahora, tres décadas después, me emociona la idea de poder ser yo ese profesor-tutor-asesor que contribuya a promover la cultura del esfuerzo, el pensamiento crítico, la creatividad, la capacidad para tomar decisiones y resolver problemas, la pasión por el trabajo individual y en equipo y, en lo que me toca, las habilidades para comunicar. Estos son los objetivos de un proyecto innovador, ilusionante y ambicioso que acaba de nacer en Galicia de la mano de la consellería de Educación de la Xunta de Galicia y bajo la dirección del investigador Ángel Carracedo: «EduMOTIVAcon_?».

EDUMOTIVACONreunión
El conselleiro de Educación, Román Rodríguez, y el investigador Ángel Carracedo, presiden la primera reunión de eduMOTIVAcon.

Junto con Ángel Carracedo, otros profesionales de diferentes ámbitos nos embarcamos en esta iniciativa: los físicos Senén Barro y Jorge Mira, la ejecutiva y periodista Carla Reyes, el músico Roi Casal, la alergóloga Carmen Vidal, el entrenador Moncho Fernández, el escultor Manuel Paz, el publicista Miguel Conde, el cocinero Pepe Solla,  el ejecutivo y químico Luis Llamas, el actor Manuel Manquiña, el historiador Ramón Villares y la ejecutiva Josefina Fernández. Y habrá pronto nuevas incorporaciones. ¡Qué bien empieza el nuevo curso!

eduMOTIVAconfotodefamilia
Foto de familia del grupo inicial de eduMOTIVAcon. Muy pronto habrá nuevas incorporaciones.

«Quién es quién» en eduMOTIVAcon. Fuente: La Voz de Galicia

Puntúa esta entrada: