Los socios del club ARGO de Madrid se benefician de condiciones especiales en comunicación

El club ARGO, ubicado en el bello edificio de la plaza de Santa Ana 7 de Madrid, ofrece desde ahora un atractivo más. Sus socios pueden beneficiarse ya de condiciones ventajosas en servicios de comunicación: dirección de comunicación (DIRCOM), formación de portavoces y eventos corporativos.

Continuar leyendo «Los socios del club ARGO de Madrid se benefician de condiciones especiales en comunicación»

Cómo y dónde estudiar doblaje

DOBLAJE.png

«Años de formación, horas delante de un micrófono, empeño y dedicación para acercar el cine al espectador. Voces ocultas tras las grandes estrellas. Solo tienen una herramienta para transmitir emociones: la voz. Son los actores de doblaje. Los grandes olvidados de la industria cinematográfica».

Continuar leyendo «Cómo y dónde estudiar doblaje»

Álvaro G. Torreblanca: «Haberme formado en Edición y Presentación en Atresmedia es como una inyección de seguridad»

Álvaro Guerrero Torreblanca, licenciado en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y Máster en Dirección de Comunicación, es el ganador del casting con el que hemos acabado la 10ª edición del Curso de Edición y Presentación de Informativos e Infoentretenimiento. Un premio modesto (ganar la prueba supone un descuento en formación, pero no llevar a presentar un programa, ya me gustaría a mí), pero que sirve para poner el foco en uno de los asistentes al curso. Nuestro ganador, con experiencia en prensa digital y colaborador en programas de televisión en Málaga, describe en esta entrada qué supone para él haber recibido este reconocimiento.

Continuar leyendo «Álvaro G. Torreblanca: «Haberme formado en Edición y Presentación en Atresmedia es como una inyección de seguridad»»

Cómo trabajar la comunicación con personas mayores: escucha, acércate y dedícales tiempo

Xaviñáns foto 1
FOTO: DIEGO ALONSO www.diegoalonso.es

Xaviña es una pequeña parroquia del municipio coruñés de Camariñas. Como otros muchos pueblos de España, su población mengua y envejece a un ritmo rápido y preocupante que hace de ser xaviñán un bien escaso. Los xaviñáns pueden presumir (y lo hacen) de haber desarrollado una historia en común pionera en su entorno: pocos pueblos han evolucionado tanto gracias a las diversas formas en las que han gestionado su convivencia, llámense asociación de vecinos, ‘teleclub’ o comunidad de montes. Con el dinero que han ganado con los montes comunales han hecho, entre otras muchas cosas, las pistas y caminos que han sacado a muchas casas de su aislamiento. Es una historia local pero de interés global. Por eso asumí el reto que me propusieron: contar en un vídeo cómo los vecinos de Xaviña se habían organizado para defender sus derechos a lo largo de los dos últimos siglos. Raúl Lorenzo, David Landrove y Diego Alonso se encargarían de la imagen. Yo de las entrevistas y el guion. Era un trabajo que parecía divertido e interesante (y así lo fue), aunque difícil…

La primera dificultad, pero también lo más gratificante, consistió en entrevistar a personas mayores, para quienes era la primera vez que se enfrentaban a una cámara. Durante las grabaciones, los recuerdos de los entrevistados se agolpaban y a veces aparecían las lágrimas cuando alguno de ellos era interrogado por personas que ya no están o por hechos de su infancia.  De estos tres días de entrevistas extraigo 3 conclusiones, 3 consejos para trabajar la comunicación con personas mayores:

Xaviñáns foto 3
FOTO: DIEGO ALONSO www.diegoalonso.es

  1. PRACTICA LA ESCUCHA ACTIVA. La escucha activa es importante sea quien sea nuestro interlocutor, pero con las personas mayores se hace imprescindible. Una persona mayor necesita que le prestemos atención total, porque si nos distraemos nosotros, con el móvil por ejemplo, detecta inmediatamente que no estamos con él o ella. Asiente frecuentemente y repite de vez en cuando el final de sus frases para que sepa que estás siguiendo el hilo de su relato.
  2. ACÉRCATE A TU ENTREVISTADO. No solo porque es probable que el o ella lo necesite para poder escucharte bien, sino también porque con la cercanía física lograrás respuestas más sinceras. Tocarle la mano al entrevistado o darle un abrazo en un momento emotivo hace que todo sea más sencillo.
  3. DEDÍCALE TIEMPO. Siempre es recomendable dedicar al entrevistado un tiempo previo a la entrevista. En el caso de personas mayores, multiplica al menos por dos ese tiempo. Cuéntale cómo será la entrevista, qué se hará con sus respuestas y dale confianza. En la grabación muchas veces será difícil pedirles brevedad, pero muestra tu comprensión: son muchos recuerdos para resumir en ese total (testimonio) de 30 segundos que estás buscando.

Xaviñáns foto 4
FOTO: DIEGO ALONSO www.diegoalonso.es

 

4 consejos para comunicar malas noticias en el ámbito sanitario

Comunicar malas noticias relacionadas con la salud es difícil. Para todos. Entre los profesionales sanitarios y sus pacientes y entre estos y sus familias. Cómo vamos a sentirnos cómodos al informar de un mal diagnóstico, de una recaída o de la necesidad de someterse a un duro tratamiento. Sin embargo, hay habilidades y técnicas que extraemos de la experiencia de pacientes, psicólogos y comunicadores y que nos pueden ayudar a que todo sea mucho más llevadero. 

Son estos cuatro consejos. Van destinados a los profesionales sanitarios:

curso sergas foto portada.jpg

Primer consejo: ¿Te has formado en comunicación? ¿No? ¡Hazlo!

Alfredo Saborido Pérez es sexólogo y transplantado de riñón. Entiende que las malas noticias en el ámbito sanitario son muy difíciles de comunicar, pero hace un llamamiento a los profesionales para que se formen también en comunicación. Por su experiencia sabe que muchos enfermos han recibido la noticia «sin acompañar», dura, sin rastro de un dato o un gesto que alivien el dolor. Cree que los médicos «están muy formados en realizar el diagnóstico, pero no en cómo hacer la comunicación de ello”.

Segundo consejo: conecta con la emoción.

La psicóloga Alba Sánchez comprende que para los sanitarios comunicar malas noticias sea algo «habitual», porque es «su día a día». Les pide sin embargo que se pongan en el lugar del paciente:  «Y si ahí simplemente le damos la importancia real de ‘sé que esto que sientes ahora es horrible, y no puedes pensar en otra cosa, lo comprendo, lo comparto, pero vamos a salir adelante’; es decir, conectar con la emoción para buscar soluciones. Y comprender que lo que para ti es habitual para el otro puede ser la experiencia más brutal que está sucediendo en su vida”.

Tercer consejo: debes ser consciente de que eres, además de un profesional, un ser humano.

El comunicador Javier Cebreiros aboga por explotar el lado humano del profesional: “Yo abogo por ser humanos. Parece que nos han educado en que el profesional no tiene sentimientos… Y muchas veces la gente necesita consuelo, que el profesional lo sienta de verdad». Y no hay disculpa: «Todos tenemos esa habilidad de ser empáticos, de estar en el lugar del otro”.

Y cuarto, el consejo práctico: reserva para el final la frase positiva.

Vayamos a lo práctico. Estamos ante un paciente. Tenemos que comunicarle una mala noticia. ¿Cómo lo hacemos? La comunicadora Belén Varela sugiere dejar para el final un mensaje positivo, de esperanza: “Si yo te voy a decir que tenemos un tratamiento para ti pero que la enfermedad es muy grave, cuando te vayas, tú te vas a quedar con que la enfermedad es muy grave. Si yo te digo que tu enfermedad es grave pero que tenemos un tratamiento para ti, el efecto que va a producir en ti es diferente, va a atenuar el impacto de lo negativo». Por eso, el aspecto positivo lo dejamos para el final, «para que sea lo que la persona se lleve”.

Estos cuatro consejos, por parte de psicólogos y comunicadores, han sido extraídos del Curso de Habilidades de Comunicación entre Profesionales Sanitarios y Pacientes, impartido en virtud del convenio firmado por el Servicio Galego de Saúde (SERGAS), Novartis Farmacéutica y Atresmedia Formación.

Más información del Curso PINCHANDO AQUÍ.

5 tendencias que debe conocer todo profesional de la comunicación

La creciente importancia de la Inteligencia Artificial, la urgencia de luchar contra las fakenews, la posibilidad de ver a la ficción como tabla de salvación de la televisión en abierto, la necesidad de integración de los dircom en los comités de dirección de las empresas y la conveniencia de que los departamentos de comunicación y marketing de las compañías trabajen en perfecta sintonía. Cinco profesionales han expuesto estas cinco tendencias durante la presentación del Anuario de la Comunicación 2018, que edita DIRCOM, la Asociación de Directivos de la Comunicación.

Si tienes ahora dos minutos, te propongo profundizar un poco más en estas ideas, con estos cinco titulares:

«La Inteligencia Artificial es mucho más que los chat bots».

dircom 1 ISABEL FERNÁNDEZ.jpg

Isabel Fernández describe la Inteligencia Artificial como un sistema que percibe el entorno, lo comprende y toma decisiones para, después de entender que en ocasiones se ha equivocado, corregir esas decisiones iniciales. De esta manera, el Gestor Inteligente de Ventilación que su compañía ha implementado en el Metro de Madrid ha logrado un ahorro del 20 por ciento. Por ello, la Managing Director & Lead of Advanced Analytics de Iberia Accenture argumenta que la Inteligencia Artificial «es mucho más que los chatbots». 

«El 20 por ciento de las organizaciones ya han sufrido los efectos de las noticias falsas»

DIRCOM 2 ISABEL FERNÁNDEZ.jpg

Y de ellas, sólo el 12 por ciento han tomado medidas. Carolina Pina, corresponsable del área de Telecomunicaciones and Media de Garrigues, hace un llamamiento a tomar medidas contra los medios «que quieren generar noticias falsas para generar tráfico»: medidas legales, de autorregulación y de educación.

«La televisión en abierto tendrá una vida de hierro».

DIRCOM 3 Raúl Berdonés.jpg

¡Al fin un titular optimista sobre el futuro de la televisión! Lo ha aportado Raúl Berdonés, fundador del Grupo Secuoya. Berdonés sostiene que la ficción televisiva representa «la gran oportunidad para las marcas», pues el espectador no huye de ellas, sino «de los cortes publicitarios de siete minutos». El reto parece claro: se trata de que las marcas aparezcan integradas en el contenido.

«El dircom debe pertenecer al comité ejecutivo de su empresa».

DIRCOM 4 JOSÉ M VELASCO.jpg

Según José Manuel Velasco, presidente de Global Alliance for Public Relations and Comunication Management, solo 3 de cada 10 directores de comunicación forman parte del comité ejecutivo o de dirección de su empresa, y en los consejos de administración de esas mismas compañías la figura del dircom es «casi inexistente». Aún queda mucho por hacer…

«Los departamentos de Marketing y Comunicación deben trabajar en sintonía y construir mensajes homogéneos».

DIRCOM 5 PATRICIA LEYVA.jpg

Se han acabado los tiempos en que en Marketing desconocían qué estaban haciendo en Comunicación, y viceversa. Patricia Leyva, responsable de Comunicación Corporativa, Relaciones Institucionales y Sostenibilidad de Mahou San Miguel, cree superada la consideración de la Comunicación como «la hermana menor de la publicidad» y que lo que comenzó como un «flirteo» entre ambas disciplinas es hoy una «relación sólida y fluida» que permite construir mensajes homogéneos.

(Las fotos de esta entrada han sido tomadas por el autor de este blog, en el acto que DIRCOM organizó para presentar su Anuario de la Comunicación 2018, el pasado 4 de julio en la sede CaixaForum, en Madrid, pero puedes usarlas o difundirlas libremente).

 

 

Elevator Pitch: tienes 30 segundos para convencer a tu público

Cada proyecto empresarial, por muy en ciernes que esté, tiene su historia. Y el empresario o emprendedor tiene que llevar esa historia en su ADN, tan interiorizada que pueda contarla en cualquier momento con pasión, sin titubeos y con claridad. Y todo en poco tiempo, unos 30 segundos, lo que suele durar una «conversación de ascensor». Para practicar esta habilidad (y otras muchas) surgió el Curso de Comunicación Empresarial y Oratoria que impartimos en el Club Financiero Atlántico para los miembros de la Asociación de Jóvenes Empresarios de la provincia de A Coruña.

AJE FOTO PRINCIPAL.jpg
Saber contar la historia de una empresa. Ese ha sido el primer objetivo del Curso de Comunicación Empresarial y Oratoria impartido en AJE para jóvenes empresarios.

¿Qué recursos, herramientas y trucos suelen funcionar entonces en un discurso breve ? Prácticamente todos los que son eficaces también en intervenciones más largas:

-Utilizar frases cortas y sencillas. Evita las frases subordinadas, enrevesadas y largas. Lo simple suele funcionar: sujeto + verbo + predicado.

-Hablar «en titulares». Piensa en las dos o tres frases con las que te gustaría impactar a tu interlocutor o aquellas con las que un periodista titularía la noticia que resume tu discurso.

-Mantener el ritmo. Aunque se trate de un discurso breve, es importante no aburrir: el ritmo ayuda.

Proyectar la voz. Ni susurres ni grites.

-Cuidar la dicción. Al menos evita las sinalefas.

-Introducir una pregunta. Por ejemplo: «¿Sabía usted que dos de cada tres ciudadanos necesitan un producto como el que nosotros ofrecemos?».

-Introducir un silencio dramático. Suelen funcionar para introducir un poco de tensión en el discurso o para retomar el interés de la audiencia.

-Decir al público qué esperas de él. ¿Qué buscamos? ¿Un inversor? ¿Un socio? Nuestro interlocutor debe saber el motivo de que le estemos contando la historia de la empresa.

-Cuidar la mirada. Aguantemos la mirada, pero de forma suave. Su poder es inmenso.

-Sonreír. Muy eficaz también.

Decir la verdad. Siempre.

-Apoyarse en el movimiento de las manos. No pienses demasiado en ellas, no te obsesiones, pero recuerda que tus manos, si las mueves con naturalidad, te ayudarán a expresar todo lo que te has propuesto contar.

-Mantener el mentón horizontal o ligeramente bajo. Si lo subes demasiado, puedes parecer altivo, distante.

-Recurrir a datos. No abuses de ellos, pero los datos, las cifras, siempre son útiles.

-Recurrir a ejemplos. Una afirmación seguida de un ejemplo breve te ayudará a hacerte comprender.

 

Además de la oratoria, en este curso practicamos cómo enfrentarse a las cámaras de televisión, cómo dar una rueda de prensa, cómo redactar una nota de prensa, cómo organizar un evento o cómo afrontar una crisis de comunicación. ¡Gracias a AJE por creer en la comunicación!

Alarma: el Community Manager de Moncloa puede haber caído en un inmenso tonel de almíbar

Perdonad el titular, que me ha salido muy El Mundo Today. Pero soy incapaz de tomarme en serio el tuit que el perfil oficial de Moncloa publicó ayer, 26 de julio, a las 20:21 horas. O el Community permanece retenido en un tonel de almíbar y súbitamente afronta la comunicación del Gobierno como puede hacerlo un influencer en Instagram, o… O… no sé, la verdad, qué puede haber pasado.

pedro sánchez manos
La foto muestra las manos del presidente de Gobierno. Solo las manos. Suficiente, según el Community Manager de Moncloa, para que se vea la «determinación» con la que actúa Pedro Sánchez.

Lo he pensado un poco más y creo que he encontrado una explicación. Es posible que en Moncloa se hayan planteado mostrar el lado más humano, más cercano y personal del presidente. Es lícito. Lo hacen todos los gobiernos, con más o menos acierto: estudian el comportamiento, las necesidades y las aspiraciones de los ciudadanos y diseñan un conjunto de acciones de comunicación orientada -lícitamente también- a incrementar el apoyo al líder y a su equipo.

Las fotos de Pedro Sánchez corriendo por los jardines de Moncloa o con las gafas que llevó durante el vuelo que le llevó a Bruselas entrarían dentro de esa estrategia. Esta es una palabra clave en comunicación: las decisiones no se toman (casi nunca) al azar, sino que responden a unos objetivos concretos. Se ha escrito mucho estos días sobre el parecido entre la estrategia del equipo de comunicación del presidente del Gobierno con la que pueden haber seguido Obama o Kennedy. «Una suerte de Jack Kennedy a la española», escribieron en Público. «La foto de Sánchez a lo Kennedy», en Verne de El País.

Pero los tiempos han cambiado. Ahora tenemos los memes. Ya existían, es cierto, en la etapa de Obama, expresidente considerado (creo que no exagero si digo que unánimemente), como el mejor comunicador de la historia reciente.  Ahora tenemos los memes, digo, como una señal de que los tiempos son diferentes. Si un político se pasa un poco de la raya en sus comunicaciones; si publica, por ejemplo, una foto en la que resulte solo un poco presuntuoso, o distante, o presumido, o desorientado…; si deja abierta la puerta a ser motivo de burla, entran por ese hueco miles de comentarios de internautas que ponen normalmente en su sitio a ese político.

Una máxima en comunicación dice que primero hay que hacer y después contar.  Empresas, instituciones, directivos, profesionales… Todos deben (debemos) contar a medida que vamos haciendo para ir «creando marca» y gestionar nuestra reputación. Si a nuestras extremidades, por ejemplo, las dotamos de una capacidad mágica para expresar cualidades como la «determinación» de todo un Gobierno, estamos incumpliendo esa norma. No contamos qué hacemos, sino que nos inventamos unas virtudes porque sí, porque lo decimos nosotros y ya está. La cuenta oficial de Moncloa en Twitter debería estar para otro tipo de mensajes.   

tuit sanchez.png

Qué micrófono elegir y otros consejos para montar tu estudio de audio en casa

Juan Carlos Vélez, corresponsal de Antena 3 y Onda Cero en Londres, cuenta en este par de vídeos cómo es el estudio profesional que él mismo ha diseñado para trabajar en la capital británica y cómo funciona la aplicación Audio Hijack. Entrada imprescindible para quienes estáis pensando en crear un podcast, una radio online o, simplemente, un lugar para grabar vuestra voz.

El primer paso es elegir el tipo de micrófono, según nuestras necesidades:

Y para crear rutas de sonido, Juan Carlos Vélez sugiere Audio Hijack:

 

Carta abierta a un ex ministro: Máxim, te has equivocado (dos veces).

máxim

Apreciado Máxim Huerta: te has equivocado.

Lo de apreciado lo digo con una sinceridad total, sin matices ni ironía. Sigo tu trayectoria como periodista y creo que eres uno de los grandes comunicadores de este país, tanto por tu etapa de informativos como en la más reciente de entretenimiento. De tu gestión como ministro, apenas nos has dado tiempo a crearnos una opinión.

Mira, sobre esas dos palabras que van en negrita he escrito hace poco una entrada en este mismo blog. En resumen, viene a decir que, cuando cometemos un error, es importante pedir perdón de esa manera, sin matices ni ironía.

Y creo que has cometido dos errores.

El primero, a mi juicio, ha sido asumir un ministerio en un Gobierno que promete liderar la lucha a favor de la regeneración democrática y en contra de la corrupción. Eres periodista, sabes cómo funcionan los medios y la política, los periodistas y los políticos («¿a ellos te refieres con lo de la «jauría«?) y podrías haber previsto que dejar de pagar 218.322 euros a Hacienda se convertiría, tarde o temprano, en un grave problema reputacional para el Gobierno, una de esas noticias que tú dabas hasta hace poco en televisión.

El segundo error es tu forma de marcharte. Alabo el fondo, la decisión de irte, pero no acabo de entender las formas. He visto la rueda de prensa a través de La Sexta. Antes de su inicio, Mamen Mendizábal dio paso a un corte de tu intervención en el informativo de Carlos Alsina, emitida en Onda Cero esta mañana, cuando aún no contemplabas la posibilidad de dimitir. Asegurabas que «todos» (los actores y presentadores) hacíais lo mismo ante un «cambio de criterio» de la Agencia Tributaria. Mamen recogió ese audio con una breve y rápida reflexión: «No todos», dijo.

Esas ganas de generalizar, que te vinieron también en tu comparecencia en el ministerio, no te ayudaron. Incomprensible aún más:

-Que hables de «jauría«. Según la RAE, un «conjunto de quienes persiguen con saña a una persona o grupo». ¿No había saña en tus viejos tuits sobre Hacienda?

-Que no desmientas el uso de tu vivienda de Alicante para eludir impuestos. No es un asunto menor y no has hecho referencia a este aspecto.

-Que te limites a una comparecencia sin preguntas de los periodistas, quienes, lo comprenderás, se han quedado con muchas dudas y ganas de planteártelas.

-Y por encima de todo, que no hayas pronunciado la palabra perdón. Perdón. Incluso con algunos matices y con cierta ironía hubiera bastado.