Diario de Ferrol, cuando un periódico hiere

Soy ferrolano, soy periodista y estoy enamorado.

Empiezo así esta entrada, querido lector, porque quiero ubicarte.

El post que vas a leer pretende ser una crítica a otro que ha escrito supongo que un paisano mío, José Luís Patiño. Y digo que soy ferrolano, periodista y una persona enamorada porque si fuese por ejemplo de Burgos, carpintero y no estuviese experimentando qué es querer a otra persona independientemente de su sexo, es muy probable que el dolor que me provoca leer este artículo de Diario de Ferrol fuese más liviano, más soportable y que yo me mostrase más comprensivo con el autor de estas líneas:

diaiodeferrol

Pero insisto:

Como ferrolano, me duele que mi ciudad sea noticia no por la extraordinaria calidad de nuestras playas o el ansiado resurgir de la industria naval, sino por un artículo homófobo, triste, hiriente, publicado -por otra parte- por el único periódico que se edita en Ferrol.

Como periodista, me duele no solo la publicación del artículo y que lo hayáis borrado de vuestra página web (con lo que habéis multiplicado el error); también me asusta el hecho de que aún no se haya pedido perdón desde la dirección del periódico y me entristece pensar en la difícil situación laboral que me imagino están soportado los redactores de este diario.

Finalmente, José Luís Patiño, si casualmente te pasas por este blog, te animo a poner en google estas dos palabras: «homofobia» y «homosexual». Verás qué descubres. Países donde querer a personas de tu mismo sexo te lleva a la cárcel o incluso al cementerio; las agresiones físicas y verbales, los actos de discriminación o las elevadas tasas de suicidio que se registran entre homosexuales de países incluso tan avanzados socialmente como el nuestro.

En mi casa somos lectores de otro periódico, pero cuando teníamos a mano el Diario de Ferrol siempre le echábamos un vistazo, con cariño por ser una publicación que se edita a unos pocos cientos de metros de nosotros.

Ojalá deba añadir pronto un párrafo más a esta entrada (*), para contar que vuestro director y vuestro articulista han pedido disculpas. Los trabajadores ya lo han hecho y en su página de facebook dicen que se sienten avergonzados por «cualquier artículo que pueda fomentar el odio» y reivindican «un periodismo constructivo que contribuya en la medida que le corresponde a vivir en una sociedad mejor».

Con las disculpas volveré a leeros. Con interés y orgullo local. Incluso pagaré por ello. ¡Si yo aún soy de los románticos que pagan por el periódico en papel!

Pero hasta entonces, prefiero evitar periódicos que hieren.

(*) Aquí está:

diariodisculpas

 

Carta a mis alumnos del MBA de EF Business School

Queridos alumnos del MBA de EF Business School:

     Quiero agradeceros el gran interés que habéis mostrado en esta asignatura, desde el primer día hasta el último.

Sabéis que era la primera vez que Comunicación Empresarial se impartía en vuestro MBA. Ahora es cuando puedo confesaros que ni yo, ni me imagino la dirección de la escuela, estábamos cien por cien seguros del acierto de nuestra decisión.

Teníamos claro que adquirir unas nociones básicas de comunicación os ayudaría mucho en vuestra carrera profesional, como futuros directivos, pero dudábamos sobre las materias concretas que deberíamos impartir, la forma de hacerlo y el tiempo que le dedicaríamos dentro del máster.

El resultado ha sido muy satisfactorio gracias a vuestra colaboración. Creemos que después de estas horas que hemos compartido podéis defenderos mejor en vuestras futuras relaciones con los medios, en la gestión de una crisis de comunicación o en la creación de contenidos, por poner solo algunos ejemplos.

Pero no debemos relajarnos. En este vídeo que grabamos como recordaréis el penúltimo día de clase, nos sugerís que a los alumnos que integren la promoción del próximo curso les impartamos más horas de comunicación interna.  Tomamos nota. Por cierto, la locución del vídeo es de una alumna y lo hizo (muy bien) ¡a la primera!

EFALUMNOS
Así ha terminado la asignatura de Comunicación en el MBA de EF Business School.

Y ahora, mucha suerte en vuestra carrera y en vuestra vida. Ha sido un placer haberme comunicado con todos vosotros.

Que la Comunicación os acompañe,

Luis Fraga